jueves, 8 de noviembre de 2012

Disoluciones



Una disolución es una mezcla homogénea en la cual, además de disolvente, existen otras sustancias denominadas solutos. El disolvente más común es el agua. 



Es importante conocer la concentración de una disolución que es la cantidad de soluto que hay en esa disolución. No se puede disolver todo el soluto que se quiera en agua, ya que el fenómeno de la disolución consiste en la capacidad que tienen las moléculas de agua para unirse a átomos, moléculas o iones del soluto, separándolos del mismo. Cuando se agotan las moléculas de agua ya no puede disolverse más soluto. En este momento, la concentración de esta disolución de esta disolución se denomina solubilidad





En este enlace podemos encontrar información más extensa sobre las disoluciones como características, fórmulas para calcular la concentración...):


En este otro enlace aparece una síntesis con los conceptos claves sobre disoluciones:







Además de los dos experimentos hechos en grupo que están en la página "Experimentos", vimos disoluciones acuosas con sal empleando las simulaciones del Phet (columna izquierda):







 En esta simulación, tenemos como disolvente agua y como soluto, cloruro de sodio. 





El soluto se disuelve en el agua ya que las moléculas de agua separan  las moléculas de Na y Cl.






Al disminuir el agua por evaporación, la concentración de Na y Cl aumenta ya que cada vez hay menos moléculas de agua para disolver el soluto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada